Mi templo, mi cuerpo

He tardado 25 años en comprenderlo, pero una vez desperté ya no hubo vuelta atrás. Ahora puedo decir que sí, que tengo fe, que creo, y nunca antes me había sentido así. Creo en las posibilidades que me brinda mi cuerpo que es mi templo, y, por fin, creo en mi.

Leer Más

El arte de contemplar

He incluido la contemplación en mi día a día, una forma de sanar, de cuidarme y de buscar la pausa y el respiro ante la loca de velocidad impuesta. Así que he aprendido a parar a contemplar, como forma de iniciarme a la meditación.
De esto te hablo hoy, ¿vienes?

Leer Más