Diario de cuarentena

Los días pasan en un dulce ir y venir, una consciencia temporal que nunca antes había disfrutado. No hay saltos en el tiempo, ni vacíos, no hay ni velocidad y el tiempo parece no tener prisa para irse. Un día va detrás del otro, y por simple que parezca, en realidad es excepcional.

Read More