Rituales – solsticio de verano

La vida está para celebrarla por eso hoy quiero compartir contigo algunas propuestas de rituales para el solsticio de verano que espero que te conecten con este momento del año.

Primero me gustaría hablarte de la importancia de celebrar, de ritualizar. El ritual, la tradición nos ayuda a conectar con el paso del tiempo, con el momento presente, con las pequeñas cosas de la vida que pueden ser extraordinarias.

Soy de celebrar la vida, de celebrar lo que nos sucede, sea lo que sea. Los grandes logros tanto como los más poderosos fracasos, que al final resultan ser lo mismo que los logros, aprendizaje. Celebrar lo común tanto como lo extraordinario. La vida en sí.

Y hoy quiero compartir contigo una propuesta de pequeños rituales para este solsticio de verano. Así que te dejo a continuación la propuesta de ritual que he compartido en La Salita de Yoga online, dónde cada semana compartimos dos sesiones de Hatha-Vinyasa Yoga, una meditación y una propuesta de ritual.

¡Espero que lo disfrutes!

Celebrar el solsticio de verano

El día 21 de junio a las 5:33h se produce el cambio de estación, llega el verano y vivimos el día más largo del año y la noche más corta.

La luz ha ganado a la oscuridad.

Y de forma natural empieza un momento en que la energía está muy alta, la vibración está muy fuerte, las ganas de vivir hacia fuera se hacen evidentes y el movimiento se hace muy presente.

Es momento de HACER, de acción, de manifestar. Pero también es tiempo de permitirnos el descanso, de nutrirnos, de alimentar el alma y las relaciones.

Así, que te traigo algunas propuestas de rituales para que puedas conectar con la energía del verano y para darle la bienvenida a este momento, a esta nueva época del año y a sus energías.

¿Te vienes?

108 SALUDOS AL SOL

Esta es una prática yogi muy conocida para dar paso a una nueva estación. En cada solsticio y equinoccio se realiza este ritual de purificación y conexión con el todo.

Este ritual nos conecta a las etapas de la vida y consecuentemente, a la muerte. Es un constante renacer para volver a morir, como un nuevo día, como la vida misma. Es una invitación a la meditación en movimiento, a la interiorización, a la autoescucha y al trabajo interno.

Puedes realizar la práctica tu sola o con una práctica guiada como la que hicimos en primavera, te dejo el enlace aquí: 108 saludos al sol

CONECTAR CON EL FUEGO

El elemento que está más presente durante los meses del verano es el fuego. El fuego es movimiento, es acción, es dirección. El fuego limpia, libera y acciona el cambio.

El fuego interno nos invita a conectar nuestra acción a nuestros deseos, conectar acción con pensamiento y emoción y así vivir alineadas.

Te invito a encender un fuego si esto está a tu alcance, sino valdrá con una vela.

Mira este fuego y piensa qué estás preparada para soltar, qué estás preparada para liberar de tu interior. Qué puedes quemar en este fuego para dejar espacio a lo que es nuevo o para seguir cuidando y sosteniendo lo que realmente deseas.

Escribe en un papel lo que deseas dejar ir y quémalo en este fuego. Mira como arde y siente cómo te liberas.

CONECTAR CON EL AGUA

El siguiente elemento que está presente en verano es el agua. El agua sirve para rebajar la potencia del fuego, reducir el calor para poder seguir con nuestro movimiento.

El agua nos ayuda a fluir, nos conecta con el momento presente y con el ir y venir de la vida.

Conecta con el agua a través de un baño, a poder ser en un espacio natural. Déjate mover y llevar por la inercia del agua, por sus corrientesy no opongas resistencia.

Disfruta del movimiento que te recuerda que no tienes el control de todo, y fluye con este movimiento.

Si estás muy en la acción te recomiendo mucho que hagas este ritual.

¡Si quieres saber más sobre estos rituales en la Escuela Online «La Salita de Yoga» tienes más propuestas!

Gracias por acompañarme,

Judit.

PD: Si quieres recibir mis Newsletters mensuales puedes apuntarte aquí y serás el primero en recibir todas las novedades y propuestas que vayan sucediendo.