Abrazar la abundancia

Dejar la carencia, abrazar la abundancia, este es mi lema para el mes de mayo.

Y es que somos seres abundantes pasa que estamos programados en la carencia por este sistema, pero en nuestras manos está transformar esta idea.

Me gusta observarme de bien cerca, ver cómo pienso, cuáles son mis ideas, qué discursos desarrollo, cómo me hablo y cómo me relaciono conmigo misma y con mi alrededor. Y desde hace un tiempo he podido observar un legado de carencia en mí.

Aún teniendo suficiente trabajo para estar tranquila, aún estar rodeada de un entorno abundante y precioso siempre hay un miedo, una duda, un temor que me encadena a la carencia, al no ser suficiente. Es una idea que veo que está bien enraízada y que creo que nuestro sistema de valores se ha encargado de generar, y conmigo lo ha conseguido (¡brutal el engranaje en el que vivimos sin ser conscientes, le felicito por lo poderoso que es!).

Romper con un patrón, con una idea, con una forma de funcionar no es fácil, pero como todo requiere de paciencia, constancia y dedicación. Y eso quiero hacer, trabajar mi cambio de mirada, pero contigo.

Quiero transformar mi mirada, quiero saberme suficiente, deseo abrazar la abundancia que en mí reside, que en ti vive y que se manifiesta en toda forma de vida.

Y por eso quiero vivir un MAYO DE ABUNDANCIA, para abrazar la abundancia con todas mis fuerzas. Y es que la abundancia está a nuestro alrededor, escondida en muchas formas que apenas sabemos ver. Porque el programa mental que nos han creado solo nos permite ver la abundancia en algunas cosas: el dinero, las posesiones.

Romper con esta idea nos hará más libres.

Y no, no estoy negando el valor del dinero. El dinero es un vehículo que nos hace la vida más fácil. Es maravilloso poder gozar de tranquilidad económica, y desde este punto es mucho más fácil sentirnos abundantes.

Pero, a veces, el dinero no es suficiente para romper con el patrón de carencia. Y esque el dinero no es el único camino a la abundancia, aunque en esta estructura en la que vivimos sea completamente necesario.

Abrazar la abundancia es un ir más allá, sentirnos abundantes más allá del dinero.

¿Lo practicamos juntos?

Y aquí va mi invitación: te propongo compartir un mayo de abundancia. ¿Cómo? A través de Instagram, compartiendo imagénes que te hagan conectar con la abundancia con el Hastag #abrazarlaabundancia y etiquetándome a @lostinthevillage

A mi me conecta con la abundancia la naturaleza, una comida rica, una sonrisa, un abrazo, un regalo, una llamada que esperaba, un logro… ¿Y a ti, qué te conecta con la abundancia?

Entre todas las personas que participéis voy a regalar una suscripción mensual de mi espacio virtual: LA SALITA DE YOGA, voy a decir el ganador por Instagram el último día de mayo.

Gracias por acompañerme,

con amor,

Judit.

PD: Si quieres recibir mis Newsletters mensuales puedes apuntarte aquí y serás el primero en recibir todas las novedades y propuestas que vayan sucediendo.