La salita de yoga

Hace tiempo descubrí que las barreras son algo subjetivo, que la limitación es algo que nosotros mismos nos creamos, nos autoimponemos, como si de un cástigo auto infligido se tratara. Y con este descubrimiento también pude ver que la posibilidad está a nuestro alcance, que la oportunidad es tan real como la limitación y que si sabes ver oportunidad en una crisis estás salvado.

Y de crisis, barreras y oportunidades nace este nuevo proyecto, LA SALITA DE YOGA.

Hace justo un mes empezaba este proyecto que me acerca a mí misma pero sobretodo que quiere acercarme a ti. La salita de yoga nace para ser un espacio de práctica personal en el que cultivamos la presencia a través de meditaciones y prácticas de Hatha Vinyasa Yoga semanales. Es tu estudio de yoga virtual para que puedas adaptar la práctica al lugar y el momento que quieras.

Corren tiempos movidos, la inestabilidad es nuestra bandera y adaptarnos a ella es la única opción posible entre tanta sorpresa y cambio inesperado.

Crear un espacio virtual de práctica me parece la mejor manera de acercar algunas de las poderosas herramientas que para mí tanto significan, que tanto me acompañan. Así pues, en la Salita de Yoga vas a encontrar:

  • El Yoga, como práctica de bienestar, de conexión, de autonocimiento. El espacio cotidiano donde reencontrarte contigo misma, dónde reconocerte, dónde aprender a mimarte y a hablarte con amabilidad, tratarte con gentileza y arroparte con mimo.
  • La meditación, como práctica de presencia absoluta, como espacio de descanso mental. Bajar revoluciones, volver al presente, conectarte contigo misma y con tus intenciones y tu intuición. Lugar donde permitirte ser sin miedo.
  • La reflexión, como forma de habitar la vida, como forma de estar en el mundo. Espacio de autoconocimiento y de desarrollo, forma de crecimiento personal.
  • El amor, por encima de todo, y es que si algo vas a encontrar en la salita, esto es amor. Y amor del bueno, el amor propio. Amor como base y pilar de toda vida, de toda relación, de todo movimiento, de toda pausa, de toda práctica, de TODO. En definitiva, el amor, como forma de vida.

Si quieres formar parte de este proyecto te espero con los brazos abiertos, tienes toda la información aquí.

Ojalá este espacio sea lugar de encuentro, de mimo, de cambiar la cultura de la prisa por la tradición del ir despacio. Ojalá encuentres aquí una forma de celebrar la vida a diario, desde tu amor, desde tu esencia.

GRACIAS por confiar y leerme,

con amor,

Judit.

PD: Puedes escribirme con tus dudas a lostinthevillage@gmail.com y estaré encantada de responderte.

PD2: si te apetece formar parte de mi Newsletter y recibir una carta mensual íntima y personal puedes inscribirte pinchando aquí. ¡Gracias!