Cambiar la mirada desde la gratitud.

A raíz del último post en el que hablaba de hacer de lo común algo extraordinario, he recibido varios mensajes diciéndome que les gustaba lo que había escrito pero que por el momento no se veían capaces de hacer ese cambio de mirada.

A menudo, el punto en que nos encontramos en nuestras vidas nos impide seguir avanzando, es como si tuviéramos un pie enganchado en el suelo que nos dificultara el andar, como si lleváramos puestas unas gafas que nos ocultaran la luz que hay delante de nosotras.

Y ante esta situación de colapso solo puedo decir una cosa: toca moverse.

Sí, aunque cueste, aunque asuste, aunque de miedo… toca empezar a mover fichas, a decidir. Lo conocido, aunque no nos guste, nos aporta cierto sentimiento de tranquilidad, de comodidad, de confort. Lo desconocido por lo contrario asusta, da miedo, parece imposible.

Pero lo desconocido esconde OPORTUNIDAD, esconde VIDA y POSIBILIDAD. Así que aunque sea con miedo, múevete.

Ahora viene la parte mala del cuento… siento mucho decirte que yo no tengo la fórmula mágica para hacer cambios en tu vida, para quitarte las gafas que nublan la mirada. En realidad ni yo ni nadie, aquí no hay poseedoras de verdades absoluta, no hay quién tenga los recursos perfectos, las herramientas increíblemente mágicas, aunque todas las personas que trabajan en eso lo vendan así.

Pero ahora viene la buena noticia: la única persona que puede tener las herramientas mágicas, los recursos perfectos y la verdad de tu vida eres tú misma. Eres fuente de saber infinito e inacabable, eres inspiración y creatividad, eres poder y poderosa. Sólo falta que te lo creas, falta que empieces a verte con estos ojos, pero tranquila, NUNCA ES TARDE para empezar!

Y sabiéndote transformadora y en constante evolución es mucho más fácil emprender el cambio de mirada, sobretodo si tomas las riendas de tu situación pero te dejas acompañar (bendita palabra).

Por esto hoy te quiero acercar una de las herramientas que más me han ayudado a poder ver lo común como algo extraordinario, te acerco el recurso pero tú tienes que hacer el resto. Te quiero hablar de LA GRATITUD.

El agradecer a diario me acerca a la belleza de lo que me rodea, al poderme sentir afortunada siempre por algo por pequeño que eso me parezca. Saberme agradecida me acerca también al amor hacia mí misma, hacia las demás y hacia el mundo, y me regala devoción por el porvenir y por el presente.

En definitiva, para mí la GRATITUD es el primer paso para este cambio de mirada, porque estoy segura que a diario hay algo que puedes agradecer.

Por esto, me gustaría regalarte durante este mes de Septiembre EL DIARIO DE GRATITUD, un recurso que creé des del amor, des de la voluntad de compartir el bienestar, de acompañarte en este proceso de cambiar la mirada, y hoy te lo dejo aquí para que tú puedas disfrutarlo y saberlo tuyo, porque tú eres tu mayor tesoro y el motor que te cambia.

Puedes descargarte el diario de gratitud a continuación:

Espero que lo disfrutes y que poco a poco tu mirada pueda ver esta parte bella que hay en ti, en todo, en vivir.

Gracias por leerme,

con cariño,

Judit.

PD: te recurdo que puedes descargarte otros recursos gratuitos en la web, en el apartado Recursos Gratuitos. Ojalá te sirvan y los disfrutes. Gracias.

PD2: y cómo siempre, recordarte que puedes inscribirte a la Newsletter para recibir una carta mensual íntima escrita para inspirarte, y todas las novedades de Lost in The village.