Seguir marcando metas…

Año tras año doy la bienvenida al porvenir a través de un post con mis propósitos. De momento no quiero perder la tradición, aunque tengo claro que cuando sienta que ya no tiene sentido dejaré de hacerlo, pero por ahora quiero continuar escribiendo lo que quiero trabajar y hacia dónde me quiero enfocar, porque para mí es un ejercicio útil para poner dirección a mis energías.

Des de hace unos días, o quizá unas semanas, hay una palabra que vibra y viene a mí de forma especial, cargada de sentidos y significados. Ésta es EXPANSIÓN, entendida de muchas maneras, y es de éstas formas de entenderla que nacen mis propósitos para éste 2019.

  • Entiendo la expansión como la voluntad de crecer y evolucionar a nivel personal. Tengo ganas de seguir aprendiendo, de formarme más y más, de tener tiempo para la autopráctica y el autoaprendizaje, de salir de mi zona de confort y dar los pasos que me den miedo dar. Así que éste es el primer propóstio, CRECER a través del (auto)conocimiento.
  • Expandirme también es para mí pisar lugares nuevos, conocer tierras cercanas nunca vistas y tierras lejanas que sólo he podido imaginar. Reservar tiempo para explorar, descubrir y conocer, llegar dónde quiera llegar y nutrirme de lo que los lugares me tienen que enseñar.
  • Y expansión también es enriquecerme del saber de las otras personas, ganar aptitudes uniendo esfuerzos, reconocerme en las demás, dividir penas y multiplicar alegrías, sumar bienestar y buenos momentos, contagiarme del calor de las sonrisas y los abrazos y , sobretodo, aprender, aprender tanto de lo que me tengan que enseñar.
  • Y por último, también es seguir andando el camino de los sueños, que la constancia permanezca como guía y el esfuerzo sea la única forma de conseguirlos. Entender que el sudor sirve, que las caídas son aprendizajes y que el camino es amplio y, ojalá también largo, pero que por el primer paso siempre se debe empezar. Y así, acercarme a mis metas y sueños.

Así que éstos son mis propósitos de año nuevo, quizás te parezcan muy generales, y es que lo son, pero cada uno de ellos, a nivel íntimo y personal, los he desglosado en tres objetivos/acciones muy concretas, lo que me facilita ir acercándome a ellos.

Muchas veces, la frustración aparece a los pocos meses de haber escrito nuestros objetivos porque vemos que los propósitos que nos marcamos no se cumplen. Esta frustración nace, en primer lugar, de no definirlos de manera clara, en segundo, de no saberlos planificar bien y, por último, por ser demasiado grandes y no saber por dónde empezar.

Por eso, creo que a través de la guía gratuita PERDERTE PARA ENCONTRAR” que creé con mucho mimo y cariño, te puede ser más fácil marcarte unos objetivos y propósitos más claros y con un plan para cumplirlos. Puedes descargártela pinchando aquí, espero que la disfrutes.

Y hasta aquí mi post de hoy, ¿me acompañas a través de mis pasos para conseguirlos?

Gracias, por estar. 🙂

Judit.

PD: quizás te guste leer los propósitos de otros años, los del 2018, 2017, 2016 o mis propósitos de libertad.

PD2: si aún no te has dado de alta de la Newsletter hoy puedes hacerlo. Haciéndolo recibirás una carta a principios de cada mes y alguna carta excepcional contándote las últimas novedades que suceden en Lost in The Village. Inscríbete aquí.