Sí, ¡hazte un blog!

Si hay una cosa que me gusta de haber decidido crear un blog y hacerlo público es la posibilidad de relacionarte con personas con intereses parecidos que de otra forma nunca habrías conocido. Es una nueva oportunidad, una nueva faceta para conectar contigo y con los demás, de una forma más creativa, distinta a la habitual pero igual (o más) sincera. Así que aquí prentedo darte la respuesta a tus dudas, y es: “Sí, ¡hazte un blog!”

Algunas de las personas que estáis detrás de la pantalla me habéis explicado que tenéis ganas de empezar a escribir un blog pero que no lo veis del todo claro por motivos varios. Así que esta entrada viene a animarte, a decirte que sí, que te lances y lo hagas, pero siempre a tu manera y según tus necesidades y tu voluntad.

Quiero compartir contigo algunas reflexiones que he generado tras este tiempo escribiendo por aquí, pensamientos y aprendizajes que me llevo de este proceso creativo que espero que sirvan para animarte a tomar la decisión de crear y generar tus propios contenidos a tu propio ritmo. Estos son los motivos por los que debes hacerte un blog:

Por qué hacerte un blog

  1. Mi blog es mi diario.

    Existen muchos tipos de blogs, muy diversos y con intenciones muy distintas. Yo decidí que en el mío iba a contar lo que me sucedía, lo que me movía y lo que me motivaba. Nacía de mi propio interés en poner mis ideas en orden y sigue siendo ésta mi mayor prioridad. Este espacio es una forma de tener guardado mi ir y venir, mi propia vida y recuerdos a través de palabras e imágenes y me parece algo muy bello para poder echar la vista atrás y tener a mano mi recorrido. Quizás tu intención es distinta, es compartir saberes, arte o comercializar algún producto; todo es válido si se hace des de las ganas.


  2. No hay más intención que compartir.

    Creo que la intención real debe de ser compartir. Piensa que actualmente existen infinitos blogs, muchos están especializados en temas concretos que les hacen despuntar en el apartado que dominan, atraen a un público especial y crecen de forma rápida. Ésa no ha sido nunca mi intención, no me he centrado ni en un sólo tema ni he buscado complacer a un público concreto y quizás eso hace que no tenga tantas lecturas como otros, pero no me importa.Si te soy sincera, creo que puede ser un inmenso error el pensar que tu blog va a ser muy leído y compartido nada más crearlo (o dos años y medio más tarde como es mi caso…). Si esa es tu expectativa principal, el motivo por el que creas un blog, quizás llegues a una situación de frustración. No te voy a engañar, no es fácil conseguir lectores y tráfico en tu web, cuesta generar contenido de interés y más difícil es aún que este contenido llegue a los lectores, ya que hay un bombardeo de información y es difícil conectar o conseguir la atención de los demás.Si tu intención real es compartir, especialmente contigo y con quién se preste a dedicarte su tiempo, ya que al final es un regalo mutuo que os hacéis, las expectativas serán más fáciles de conseguir, y será un espacio satisfactorio para ti.


  3. Me ayuda a centrarme y a poner orden a mis ideas. Creo que es obvio que siempre me ha gustado escribir. Pero no es sólo que me guste, sino que en la escritura encuentro un refugio, una forma de entender mis pensamientos más simple y ordenada. Digamos que es como una especie de auto-terapia que des de pequeña me he regalado para mantener mi mente en orden y, sobretodo, es una forma en la que se me hace más fácil tomar decisiones y sentirme segura con ellas. Por lo tanto, sentarme semanalmente ante la pantalla y escribir mis idea me ayuda a estar presente. Por qué debes hacerte un blog

  4. Me obliga a ser creativa y reflexiva.

    Y esto me encanta. Crecer, aprender, mejorar y hacer cosas de forma distinta. No se trata de vivir obsesionada en crear contenidos para el blog, ni mucho menos, pero sí se trata de VIVIR. Y vivir implica probar, renovar, dejarse sorprender y pensar. Me doy cuenta que gracias a esta plataforma he vivido algunas cosas que jamás (creo) que me hubiera atrevido a hacer, como por ejemplo hacer un retiro.


  5. Me acerca a personas maravillosas.

    Aunque parezca algo muy idealista y utópico es del todo cierto. Tras este tiempo compartiendo por aquí mis intereses y pasiones he creado vínculos muy estrechos con personas con unos intereses y pasiones parecidas a las mías, que de una forma más casual, más telemática o vivencial forman parte de mi vida. Sí, sé que suena hasta cierto punto romántico, pero si te abres las puertas a conocer, si te permites ser quién eres, quizás encontrarás personas con quién empezar una amistad real y con quiénes compartir ideas y pensamientos. A mí me ha pasado y es uno de los regalos más maravillosos que las redes sociales y el blog me han dado.


  6. Me ha ayudado a reconocerme y conocerme mejor.

    Personalmente, tomé la decisión de mantenerme en un plano, en cierto modo, oculto, sin enseñar mi cara y sin explicar a las personas de mi alrededor este proyecto personal, como si fuera un secreto. Muchas personas me preguntan el porqué de esa decisión, pero es sencillo, era para sentirme libre de ser yo, sin que se me juzgara, sin tener que temer al dedo acusador o a las miradas cuestionando mi posición. Era una forma de libertad y de conexión conmigo y con los demás, des de una posición personal que deja de serlo. Porque lo que aquí cuento es algo mío, pero también podría  ser tuyo, y quizás sea todo nuestro, porque no somos ni tan diferentes ni nada es tan personal y único.Pues en esta libertad me he permitido reconocerme, ser libre de ser yo, sin miedo. Y eso me ha llevado a aceptar algunas facetas mías que quizás normalmente no dejaba salir, a profundizar en algunos pensamientos y a conocerme mejor.
    El otro día, estando con unas amigas que descubrieron mi blog, me decían que a veces se sorprenden conociéndome mejor de lo que me conocían antes, viendo otras partes de mí y me preguntaban si todo lo que escribo, lo pienso. La respuesta es sí, así es, y eso mismo que les sucede a ellas me pasa a mí. Es una forma de introspección a mi ser.
    Beneficios de tener un blog


  7. Me hace sentir muy agradecida.

    Sí, agradezco todo lo que aquí sucede, des de las palabras bonitas hasta las críticas que me hacen crecer. Porque un blog es un escaparate y todo esto pasa, lo bueno y lo malo.
    Sigo sorprendiéndome cuándo veo que alguien me ha leído, que ha considerado que podía dedicar parte de su valioso tiempo en leer mis letras y palabras, en perderse por aquí. Me alucina que algo que yo he escrito pueda conmover, llegar y crear reacciones. Me deslumbra que la vida genere vida, que el amor genere amor y la constancia, mimo.Así que, de nuevo, GRACIAS. De veras, tengo mucho que agradecer.

Y dicho ésto, espero haber ayudado a quitar dudas, animado a crear y ser. Deseo que me escribas y me digas que has abierto tu rincón en la web, quizás sólo para ti y está en modo privado, quizás para compartir, pero sobretodo para ser tú y crecer.

Cómo siempre, gracias por leerme.

Judit.

PD: he leído mis primeras entradas del blog y me han dado hasta vergüenza, pero también forman parte de lo que soy y de este proceso. Y para liberarme de la vergüenza te las dejo por aquí para que puedas ver cómo todo cambia. La primera, una en la que os cuento quién soy, las reflexiones tras mi primer año de blog y mi manifiesto que sigue encantándome!

 

Anuncios