CONTRADECIR (ME)

Hoy el cielo se ha despertado nublado, y aunque nos digan que ésto es primavera a mi me recuerda a un frío día de invierno, a una mañana de ésas en las que no saldrías de la cama y en que una infusión o un buen café sería el mejor compañero. Y no sé porqué pero en los días así a mi me da por pensar y frenar el ritmo un poco. dav

Mi cambio de residencia, de Barcelona a La Garrotxa ha significado mucho para mí. Reencontrarme con los orígenes, decir adiós a costumbres, dejar de ver tan a menudo a ciertas personas, cambiar hábitos…  Y también crear éste blog que nació para narrar la sucesión de vivencias, experiencias y aprendizajes que sacaba de éste proceso, aunque haya incorporado nuevas temáticas y se haya ido reconvirtiendo en un espacio con muchos más temas e intereses, un reflejo de mi misma.

Por eso hoy os traigo una lista de “PROS Y CONTRAS” que he podido detectar en éste tiempo viviendo en un pueblo, lista que me ha hecho darme cuenta de como me puedo llegar a contradecir en mis acciones diarias, y cómo lo que me imaginaba que sería conectar con la naturaleza puede estar igual de lejos que el ideal de respeto y responsabilidad que persigo.

  • EL TRANSPORTE Y LAS DISTANCIAS

    La realidad actual es que existen pocas opciones de transporte limpio, una de mis mayores críticas respeto a mi vida en el pueblo, y ante la cuál tengo que trabajar para encontrar soluciones. El transporte público no funciona debido a la poca flexibilidad de horarios y  altos precios  que no se ajustan a las demandas de la sociedad; pero también por nuestra comodidad.
    Echo de menos no depender del coche, y es que podría utilizar la bicicleta pero aquí las distancias no son las mismas y cuando salgo de trabajar a las 11 de la noche no me apetece ponerme a pedalear entre calles, carreteras o carriles completamente oscuros, y menos con el frío invernal. Así que… un punto a favor de la ciudad: la posibilidad de moverse en transporte público!

  • LA CULTURA

    IMG_20170422_193744.jpgMe asustaba pensar que aquí me aburriría, que no podría gozar de la cultura y el arte: teatro, danza, cine, conciertos, etc. Pero me he llevado una grata sorpresa! Obviamente, y como es normal, no hay la variedad de espectáculos que podemos encontrar en las grandes ciudades, pero ésto no significa que no haya posibilidades y que no ofrezcan alternativas a los que vivimos en éstas zonas. La oferta cultural es muy amplia y va des de conciertos, obras de teatro, exposiciones de arte, presentaciones de libros y un largo etcétera; eso sí, si quieres disfrutarlo necesitas una cartera un poco más llena que en la ciudad ya que al no haber tanta oferta los precios son más elevados!

  • LOS RESIDUOS

    El reciclaje de vidrio, cartón, papel y plástico es igual de sencillo de hacerlo pero… dónde está el orgánico?! El punto de recogida de materia orgánica más cercano a casa estaba hasta hace unos meses a unos 15 minutos… No se supone que aquí tenemos la naturaleza más cerca y que somos más conscientes?
    (Lo sé, una solución hubiera sido hacer compost pero aún no me he puesto a ello).

    img_20170424_115819.jpg

  • LA VARIEDAD Y EL CONSUMISMO

    Acostumbrada a la variedad de locales/restaurantes/tiendas que ofrecía la ciudad ésto es algo que he echado de menos. Tener antojo de comer japonés y poder hacerlo, o ir a un mexicano a comer picante… Aquí no existen tantas opciones, pero a la vez esto me gusta porque me doy cuenta que estoy menos dentro de la rueda del consumismo, del mundo capitalista, del usar y tirar! Por lo tanto aunque a veces me queje… un mini-punto para la vida en el pueblo!

  • LA CONEXIÓN CON LA NATURALEZA

    Una de las mejores cosas de vivir lejos de las ciudades es ésta. Conectar, sentir, fluir, cambiar… vivir en consonancia y con el paso de las horas, los días y las estaciones. El aire es distinto y probablemente más limpio (aunque hay algunas hedores que se repiten y llegan a ser muy desagradables, como el estiércol), la noche es más oscura pero las estrellas y la luna resplandecen… Hay una conexión real y la posibilidad de perderte entre los árboles a diario!EGTWER

  • EL RITMO DE VIDA

    Es otro. Aunque te lo marcas tú y no el lugar dónde vives, sí que es fácil que la corriente te lleve. Y aquí la corriente es más pausada, más tranquila. Se cuida más el estar dentro de casa, el cuidado de tus tierras, el disfrutar del transcurrir de los días, las tardes alrededor de la chimenea… La vida se saborea a fuego lento y ésto… ME ENCANTA!

 

Sin duda alguna, yo soy de las que no volvería a la ciudad. Aunque ofrezcan muchas posibilidades también te obligan a jugar a su juego, al capitalismo, a depender casi plenamente del dinero, a alejarte del ritmo y los cambios naturales, a desconocer las posibilidades de la tierra… Amo la posibilidad de reconocer lo que nuestros ancestros sabían y que hemos olvidado, y ésto es más fácil conseguirlo aquí!

Feliz martes! 🙂

Judit.

 

 

 

Anuncios

3 thoughts on “CONTRADECIR (ME)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s